Descubre como Eliminarle lo «malo» al estrés

Este título puede te puede causar curiosidad sobre todo después del blog de la semana pasada en donde también hablé del estrés.

Donde me referí al estrés como un obstáculo para bajar de peso. Y ¿por qué digo que es un obstáculo? y sobre todo ¿por qué hoy propongo quitarle lo MALO al estrés?

Primero, me refiero al estrés como un verdadero obstáculo para bajar de peso porque de entrada una respuesta típica ante el estrés puede ser comer de más, comer de prisa, saltarse comidas, no hacer ejercicio, porque con el estrés sentimos que no hay tiempo, no tenemos cabeza, mucho menos fuerza de voluntad y con todo esto nos vamos desconectando de nosotras mismas, y en este espacio estamos lejos de tomar buenas decisiones no solo de comida sino de estilo de vida en general.

Y es que sucede que cuando nos estresamos producimos, lo que se conoce como la hormona del estrés, el cortisol.  Nuestro cuerpo está diseñado para producir ciertos niveles de cortisol y con ello se da un nivel de armonía óptima en nuestro cuerpo entre nuestros órganos y sistemas.

Cuando hay estrés excesivo o cuando hay un inadecuado manejo del estrés generamos exceso de cortisol y con ello viene como consecuencia un desbalance en nuestro cuerpo.

Los altos niveles de cortisol:

  • Ocasionan retención de grasa, sobre todo en el área del abdomen,
  • También retención de líquido
  • Se ha comprobado que también provoca aumento en los niveles de azúcar en la sangre
  • Altera a algunas otras hormonas, entre ellas las relacionadas con la sensación del apetito, con la sensación de saciedad.

Con lo cual ante el estrés estamos más propensas a entrar en este círculo de tener más antojos, mucho antojos especialmente por alimentos altos en azúcar, o alimentos procesados. Lo cual claro, genera aumento de peso, propensión a resistencia a la insulina, enfermedades como la diabetes, presión arterial, desbalances hormonales.

  •   Aumento de la presión de sangre y frecuencia cardiaca.
  •   Afecta el metabolismo.
  •   Afecta el sistema inmune
  •   También el sistema digestivo,
  • El cerebro también se ve afectado por el estrés porque afecta el nivel de concentración, la memoria, afecta el ciclo del sueño
  •   Afecta también el sistema reproductor
  •   La piel

Todo esto ¿suena estresante? Te quiero decir que ¡Hay esperanza! Quiero compartir contigo sobre todo hoy una buena noticia: Los obstáculos son un problema hasta que lo permitimos y son parte ideal de nuestro camino cuando los identificamos, cuando los conocemos.

En este blog no te voy a decir precisamente que le digas adiós al estrés. Al menos no a todo el estrés que es parte de nuestra experiencia humana.

Todo ser humano está y estará expuesto al estrés.

Hay diferentes tipos de estrés:

Estrés físico: Provocado por hacer ejercicio excesivo, agotamiento físico, falta de sueño, desveladas, mala alimentación, demasiado café, alcohol, drogas, medicinas incluso

Estrés mental: Todo lo que tiene que ver con la incertidumbre de las situaciones. Demasiadas noticias, demasiada información, dificultad en ciertas relaciones, malentendidos, discusiones, el querer controlar y no poder, el hecho de que las cosas no salen como planeo, temas de trabajo, situación económica, perder a un ser querido.

Estrés emocional: Hay emociones que nos estresan como por ejemplo: el duelo, preocupación,  enojo excesivo, ansiedad, desesperanza, resentimiento, inseguridad, impotencia, miedo, todo este tipo de emociones son estresantes

Y además está el estrés de estresarnos, el estrés por sentir estrés. Este estrés puede ser el mas dañino, puede llegar a ser crónico. A la vez es un tipo de estrés que al identificarlo se nos puede ocurrir que podemos a este decirle adiós, a este y a algunos otros. Lo cierto es que luego, llegará algo más que nos estrese.

Con lo cual mi propuesta hoy es “Eliminémosle lo muy malo al estrés”, porque con todo lo que te cuento de lo malo que puede ser el estrés, resulta que hay algo más malo que eso y es: creer que es muy malo para mí el estrés. Este pensamiento nos genera más estrés.

“No solo el estrés es el problema, el problema es la creencia de que el estrés es demasiado malo”. Esta frase nos invita a cuestionarnos nuestras creencias acerca del estrés.

Si, lo que pensamos del estrés, el valor que le damos al estrés. En el proceso de bajar de peso, evidentemente si se presenta el estrés, se experimenta todo esto de los antojos, la costumbre de comer, etc. Si nos quedamos con el pensamiento del estrés es un obstáculo para mí, cada día estoy más estresada, luego entonces es imposible para mi bajar de peso. Si lo creo por supuesto lo hago vida. Con esto de quitarle lo muy malo al estrés te propongo poner los pensamientos relacionados con el estrés en su lugar.

Te comparto otra frase de la psicóloga Mc Gonigal “El estrés puede hacerte más inteligente, más fuerte y exitoso. Te puede ayudar a aprender y crecer. Incluso es capaz de inspirar valentía, fortaleza y compasiónReflexionemos, si realmente viéramos así, si estuviéramos convencidas de que el estrés nos ayuda a aprender y crecer, de que es capaz de inspirar valentía, fortaleza y compasión, seguramente nuestra respuesta y resultado ante el estrés sería diferente. Con lo cual podríamos decir que si, el estrés es un obstáculo para bajar de peso, hasta que nos lo cuestionamos y hasta que decidimos que deje de serlo.

Al reflexionar en esto, pensé en algo que personalmente pude lograr a partir de gran estrés en mi vida, de trabajar mis pensamientos acerca del estrés, de darle dirección a mis pensamientos.

Algo de lo que estoy muy orgullosa, es de mi programa de coaching Enamórate de ti. Este programa incluye el camino que a mí me ayudó a no solo lograr mi peso ideal sino hacer la paz con mi cuerpo, con la comida y hacer realidad mi propósito de vida.

Cada día muy consciente experimentaba mi estrés, lo reconocía. Todos mis pensamientos alrededor de este estrés y me preguntaba constantemente ¿cómo quiero vivir esto? No puedo cambiar todas las circunstancias, pero sí puedo decidir mis pensamientos acerca de esta realidad. Como ante todo esto puedo ser la mujer que quiero ser, mi mejor versión, la hija, la esposa, la mama, que quiero ser.

De ahí, muy conscientemente generaba lo que sabía me hacía bien:  resiliencia, aceptación, autocompasión, y determinación.

Y a partir de esto, con todo lo que generaba pues hice mi programa.

En otras épocas de mi vida, ante situaciones de estrés sin estas herramientas, las vivía de una manera muy diferente. Sin reflexionar, ni cuestionarme mis pensamientos, ni mis sentimientos, hoy entiendo que solo los hacia más grandes, experimentando ansiedad a mil, ataques de pánico sin explicación.

Comparto contigo esta experiencia personal a modo de testimonio, y te quiero decir, que, si yo pude hacerlo, tú también puedes hacerlo. Eliminémosle lo malo al estrés.

El tema de mi peso ideal definitivamente, lo logré tal cual, a base de reconocer mi preocupación, mi deseo de controlar a todo mundo y transformarlo en confianza en mí, en claridad de lo que podía generar y en determinación para hacerlo.

Claro, cambiando nuestra manera de pensar, cambia espectacularmente nuestra manera de vivir.

 

Hay un sin fin de estrategias que ayudan al manejo del estrés y me parece genial que cada una de nosotras vaya explorando y practicando lo que le funcione desde:

  • La práctica de desconectarse de los aparatos electrónicos y pantallas a cierta hora del día
  • Poner límites y horario de ver noticias
  • Tener un ritual de sueño, para estar más descansadas, más brillantes para poder quitarle lo muy malo al estrés.
  • Socializar y conectar con amistades queridas, con familia. socializar
  • Caminar
  • Conectar con la naturaleza
  • Estirarse, hacer ejercicio
  • Respirar, yo soy fan de agregar en mis días espacios de 2 minutos para respirar. Pongo un cronómetro, cierro los ojos, pongo una mano en el corazón, otra en el estómago y respiro muy conscientemente.
  • Meditar

Y aquí mi recomendación específicamente para quitarle lo muy malo al estrés.

ESCRIBIR:  Practica más frecuentemente el ejercicio de tener conversaciones de honestidad contigo misma, escribe

Qué piensas del estrés que hay alrededor de tu vida hoy.

Escribe:

Observa los pensamientos sin juicio y pregúntate:

  • ¿Me sirve creer esto?
  • ¿Cómo puedo estar mejor?
  • Escribe tus conclusiones, decido lo que quieres pensar del estrés que hay en tu vida hoy
  • Escribe tus nuevas creencias.
  • Escríbelas todos los días, repetirlas y practicarlas hasta hacerlas vida, tú puedes lograrlo.

Esta reflexión como todo lo que comparto es una invitación a probar y comprobar cómo es que cambiando nuestra manera de pensar puede cambiar espectacularmente nuestra manera de vivir.

Sé que suena genial la propuesta, pero probarla es simplemente ESPECTACULAR. 

Si quieres trabajar esta transformación de pensamiento y con ello lograr tu peso ideal de manera definitiva y tu versión más espectacular, te ofrezco participar en mi programa de coaching para bajar de peso Enamórate de ti. Estoy convencida de que es la mejor opción para lograr el peso ideal, sobre todo si quieres hacerlo de manera definitiva.

Si ya no quieres darle más largas al asunto y quieres tomar acción, envíame un mensaje directo a hola@carilutorres.com hoy mismo estaré encantada de acompañarte en tu camino. Es posible, lo vas a disfrutar y te pondrás espectacular.

Estoy para ti,

Gracias por leerme, deseo que tengas un día espectacular

Con amor,

Tu coach

Carilú Torres

Facebook Comments Box
Please follow and like us:
RSS
Follow by Email
Instagram
Twitter
Visit Us
Follow Me
YouTube
LinkedIn
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba