La fórmula para comer mejor y consciente

¿Cómo como? Esta es una expresión muy común, ¡uy cómo como! ¡Hay quienes me dicen, “si tú vieras cómo como!”

Hoy te voy a invitar a ponerle una respuesta o más bien a complementar esta frase. En este BLOG te invito a decidir cómo comer. A veces creemos que lo más importante para estar saludables o para lograr el peso ideal, es enfocarnos en el “qué” comemos. La realidad es que el “cómo” comemos no es menos importante.

Mi propuesta hoy se basa en probar decidir conscientemente cómo comer. Específicamente te propongo poner en práctica el concepto que aprendí de unas de mis mentoras decidido llamar, “Yo como AMADA”. 

Esto me parece un hermoso recordatorio, una manera muy fácil y divertida de aplicar el cómo como. 

El acróstico se ve así:

Yo como AMADA

AMADA

A – Agradecida.  Desde una profunda oración, hasta un simple respiro y decir la palabra GRACIAS, Esta es una práctica que siempre nos hace bien, además de relajar nuestro sistema digestivo. 

M – Masticando conscientemente. Son innumerables los beneficios que se citan a partir del masticar la comida, es buen para el cuerpo, para el aparato digestivo, el mensaje que le damos al cerebro mientras masticamos. Se habla de un ideal de 32 veces masticar la comida, en mi casa lo estamos practicando, procuramos 20 veces. Utilizamos nuestro sentido del gusto, hacer conciencia de los sabores, texturas, etc. 

A – agradecida nuevamente, sí.

D – Disfrutando, disfrutando mis alimentos. Este ejercicio es algo que en mis programas también trabajamos y hacemos muy conscientemente. Planeamos y decidimos qué comer, honramos nuestro plan y nos disponemos a disfrutarlo. Disfrutar nuestras decisiones nos genera libertad. Comer sin culpa.  Quizá para mucha gente esto no tiene sentido, pero para quienes vivimos a dieta por mucho tiempo, el disponernos a disfrutar nuestras decisiones de comida sin culpa es un gran beneficio. Nos vamos saliendo de esa mentalidad de dieta. 

Abrazamos nuestras decisiones sin culpa.  

A – Agradecida y satisfecha. Paro de comer cuando estoy satisfecha.

Con este ejercicio, te invito a comer AMADA. Es una práctica que te puede llevar a tomar mejores decisiones.  Disfrutar los alimentos, llena de gratitud, estando más en paz y viviendo sin duda una mejor versión.

Es un concepto muy sencillo y divertido que podemos aplicar en familia también.

Si te gustan estos conceptos, no dejes de dejarme tu comentario y compartir este BLOG con alguna amiga o familiar.

Gracias por tu tiempo y gracias por ser parte de mi comunidad. 

Recibe un abrazo deseando salud y bienestar para ti y tu familia

Con amor,

Tu coach

Carilú

Facebook Comments Box
Please follow and like us:
RSS
Follow by Email
Instagram
Twitter
Visit Us
Follow Me
YouTube
LinkedIn
Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver arriba