Pensamientos de negativos a positivos

Cambia tus pensamientos de negativo a positivos

¿Estás cansado de sentirte mal, infeliz y triste? Seguramente lo que debes hacer es cambiar tu forma de pensar. Hoy te quiero enseñar cómo puedes lograr esos cambios de pensamientos.

Todas, absolutamente todas las personas, tienen o han tenido pensamientos negativos. La mayoría de la gente piensa constantemente en cómo las cosas podrían salir mal, lo mal que están ahora, o se repiten lo incapaces que son para salir adelante.

Los pensamientos se convierten en lo que eres. Estarte repitiendo constantemente que no eres bueno para nada, o que todo en tu vida está mal, sólo hace que eso se convierta en tu realidad.

Es importante saber que los pensamientos negativos tienen un profundo impacto en tu vida. Si te repites diario que eres infeliz en el trabajo, que tienes poco dinero, o que no eres feliz en tu día a día, lo único que estás atrayendo es eso. Para poder vivir una vida plena y feliz, es importante cambiar tu perspectiva de las cosas, reprogramar tu mente y cambiar tus pensamientos.

Cambia tu forma de pensar
Para empezar a trabajar con tu mente y cambiar tus pensamientos de negativos a positivos, primero hay que estar conscientes de cuáles son los pensamientos que debes cambiar, entender de dónde viene el pensamiento y por qué crees en eso.

¿Alguna vez te has encontrado pensando lo siguiente?:

  • “No puedo hacer eso”
  • “No valgo lo suficiente”
  • “Nunca seré feliz”
  • “Soy un fracaso”
  • “Estoy viejo/vieja”

Si tu respuesta es “sí”, entonces ya aceptaste los pensamientos negativos y ahora puedes empezar a cambiarlos.

1. Acepta e identifica el pensamiento negativo
Cuando te encuentres pensando alguna de las frases mencionadas anteriormente, o alguna otra que sea negativa, acepta que estás pensando en eso. Date cuenta de que los pensamientos que estás teniendo son negativos y enorgullécete de haberlo identificado. Una vez que estés consciente de que lo que estás pensando no es positivo, puedes empezar a hacer el cambio. Recuerda que sólo tú controlas tus pensamientos y únicamente tú puedes cambiarlos.

2. Evita usar palabras negativas
Ahora que te das cuenta del pensamiento, elimina de tu vocabulario las palabras “no puedo”, “no sé”, “no, no, no”. Elimina rastro de cualquier palabra u oración que pueda hacerte pensar en negativo. Estas palabras hacen que lo malo influya en tu mente y, por lo tanto, en cómo reaccionas a ciertas situaciones. Empieza a cambiar tu vocabulario e incluye frases como: “Sí puedo”, “sí quiero”, “sí lo valgo”, etc. Acepta también que esto no será fácil, pero que con el tiempo te acostumbrarás a pensar de manera positiva.

3. Enfócate en cambiar tu pensamiento
Lo más difícil no es aceptar el pensamiento negativo, es empezar a cambiarlo. Cuando estás tan acostumbrado a pensar de cierta manera, hacer un cambio puede costarte mucho trabajo. ¿Qué puedes hacer para cambiar el pensamiento? Primero que nada, date cuenta en qué situación nace el pensamiento y pregúntate: “¿qué hizo que pensara de esta manera?”. Por ejemplo, ¿te sientes deprimido y/o triste? Enfócate en pensar si la razón por la que te sientes así es porque habías estado pensando en que no podías hacer bien tu trabajo, o que no vales lo suficiente. Si tu pensamiento era: “No puedo hacer esto, es muy complicado”, cámbialo inmediatamente a: “Sí puedo y voy a lograrlo. Tengo los conocimientos necesarios para lograr cualquier cosa que me proponga”. Al principio será difícil, pero mientras más practiques y más te esfuerces en cambiar tus pensamientos, verás como tu mente empieza a funcionar de manera positiva.

Lo más importante es confiar en ti mismo y darte cuenta que sí puedes lograr las cosas que te propones. Muchas veces, tu peor enemigo eres tú, y la única manera de cambiarlo es cambiar tu forma de pensar y de ver las cosas.

A continuación te voy a mencionar algunos pasos que puedes hacer para seguir cambiando tu mente de negativa a positiva.

1. Repítete afirmaciones positivas
El simple hecho de repetirte todo el día, todos los días las frases: “no puedo”, “no lo valgo”, “soy un fracaso”, etc, son suficientes para impactar tu vida. Repetirte afirmaciones, ya sean positivas o negativas, influyen no sólo en tu mente, pero también en tu cuerpo. Empieza a repetirte mantras positivos diariamente. Házlo cuando te despiertes, cuando te vayas a costar, cuando estés en el tráfico, mientras te bañas, mientas haces ejercicio, o simplemente cuando tengas cinco minutos. Algunas afirmaciones positivas pueden ser:

  • “Puedo lograr todo lo que me propongo”
  • “Soy capaz de lograr esto”
  • “Me acepto y me quiero tal y como soy”
  • “Confío en mi mismo y en mi propio poder”

2. Agradece lo que tienes
Cuando te encuentras en momentos de estrés o ansiedad, cuando te sientes triste o deprimido, lo último que piensas es en agradecer lo que tienes. En ese momento, lo único que puedes pensar es lo infeliz que eres o lo feliz que serías si tuvieras más o mejores cosas. Para empezar a cambiar tus pensamientos, es importantísimo sentirte siempre agradecido de lo que tienes. ¿Tienes un techo bajo el cual dormir, comida para no pasar hambre, seres queridos, mascotas, un trabajo estable, una pareja, etc? Entonces tienes mucho por lo cual estar agradecido. 
Empieza haciendo una lista de absolutamente todo lo que tienes para estar agradecido. Puede ser desde una casa donde vivir, hasta la ropa que te pones, el auto que manejas o la sabana para taparte del frío. Menciona todo lo que se te venga a la mente y enfócate en lo que sí tienes, y olvídate de lo que no. Recuerda que la felicidad no va a llegar en la forma de un auto nuevo, la felicidad viene de adentro, de cómo ves la vida y de una mente sana y positiva.

3. Encuentra la felicidad en el presente
Vivir en el presente es muy difícil pero es necesario. Cuando enfocas tu felicidad en lo que podría ser en un futuro, o lo que está por venir, entonces no disfrutas el presente y siempre estás pensando en tiempos que podrían o no podrían ser mejores. Si te enfocas en el pasado, entonces vienen los sentimientos de nostalgia y tristeza. Estar pensando en lo que fue y lo diferente que es a tu presente, no te traerá nada bueno. Empieza a enfocarte en pensar en el aquí y en el ahora. Te darás cuenta que con el tiempo no sólo será más feliz, pero tendrás pensamientos mucho más sanos.

cambia tus pensamientos negativos a positivos

No te estoy diciendo que va a ser fácil cambiar tus pensamientos de negativos a positivos. De hecho, va a ser muy difícil. Lo que tienes que recordar es que va a valer la pena. Si lo que realmente quieres es cambiar tu vida, entonces harás todo lo posible por cambiar tu manera de pensar y de ver la vida. 

Si te gusto esta información no dudes en compartir en tus redes sociales y dejarme un comentario.

Continuar leyendo La ley de la Intencionalidad de John C Maxwell

Para una Evaluación Inicial con Health Coach Carilú dale Click Aquí…EVALUACION INICIAL

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *